top of page

EL GASTO INEFICIENTE EN MEDICAMENTOS EN EL SECTOR SALUD MEXICANO



 

EL GASTO INEFICIENTE EN MEDICAMENTOS EN EL SECTOR SALUD MEXICANO, PUEDE EXPLICAR EN UNA ALTA PROPORCIÓN EL DETERIORO DE LOS INDICADORES DE CONTROL DE LOS PADECIMIENTOS CRÓNICOS NO TRASMISIBLES


El gasto en servicios de salud en todo el mundo y desde luego en México, sufre una inflación anual mucho mayor que la general y para combatir este fenómeno, el ahorro en la compra de medicamentos es una estrategia de contención de gastos especialmente popular entre los tomadores de decisiones en salud, pues existe una percepción generalizada de que el costo directo de los medicamentos es el principal rubro que incide en el costo total en salud. Esta percepción no es del todo exacta pues según la OCDE el gasto en medicamentos representa apenas cerca del 20% del gasto total en salud y además el 43% del gasto en medicamentos empleados fuera del hospital se paga como gasto de bolsillo de las familias. En México en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 47% del gasto en salud fue por hospitalización y del 25% en la Secretaría de Salud, lo que implica en realidad que el gasto en medicamentos como proporción del gasto total resulta muy bajo de entre 0.47% y el 1.2%. Estas cifras muestran que la política de contención de gastos centrada en el gasto en medicamentos que se practica en México con gran impacto mediático, repercute muy poco en el gasto directo y si a cambio de ello se sacrifica la calidad del medicamento, como ha sucedido en México, el gasto en salud se disparara en forma importante, en especial porque una tasa baja de control de la hipertensión, la diabetes y la hipercolesterolemia aumenta de manera significativa la tasa de las complicaciones más caras posibles como son la insuficiencia renal y la insuficiencia cardiaca. Además, el impacto en la reducción de la mortalidad por enfermedad isquémica coronaria, y especialmente enfermedad cerebrovascular, se empobrece.



La estrategia de compra de medicamentos de el Sector Salud, que ha prevalecido en los últimos años, dirigida a la disminución de los gastos de adquisición se ha basado en la compra del medicamento más barato disponible en la clave correspondiente, lo que ha resultado en la adquisición de medicamentos obsoletos de corta duración de acción (Nifedipino o Metroprolol (Tartrato), presentaciones en dosis sub terapéuticas (Losartan 50 mg., Telmisartán 40 mg., Pravasttina 10 mg.), medicamentos que requieren varias dosis al día (Captopril 25mg). Y se ha desalentado la compra de combinaciones fijas para el manejo de la hipertensión, por considerarlas muy caras y poco apropiadas en el primer nivel de atención a la salud, a pesar de que la evidencia (IA) muestra que esta es en realidad la forma más costo-efectiva para el primer paso del tratamiento antihipertensor.

El 50% del gasto en medicamentos del Sector Salud se hace en fármacos empleados en el manejo de la hipertensión la diabetes y la dislipidemia y los resultados de impacto en marcadores de calidad del control de estos padecimientos son muy malos (Aumento en la tasa de amputaciones, en la mortalidad Cardiovascular y por EVC, incidencia de Insuficiencia cardiaca y renal) y la expectativa de vida del mexicano al nacer ha disminuido (México es el único país que sin estar en guerra ha empeorado en este indicador).

La implementación de nuevas estrategias de compra de medicamentos antihipertensores, antidiabéticos e hipolipemiantes, modernos, en combinaciones fijas, en dosis correctas y de calidad asegurada (fabricados bajo certificación independiente de buenas prácticas de manufactura), aunadas al seguimiento por el Médico de algoritmos de prescripción basados en la evidencia, no requieren en realidad de un gasto de adquisición mayor, pues entre más efectivo es un medicamento requiere de un volumen de compra menor.

El modelo tradicional de compra de medicamentos del pasado reciente demuestra nuevamente que lo barato cuesta caro.


Dr. Luis Alcocer

Médico Cardiólogo, Maestro en Administración de Hospitales y Salud Pública. Director General del Instituto Mexicano de Salud Cardiovascular y Presidente de la Interamerican Society of Cardiology.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments