top of page

Prevención y Educación a la población general en Circunstancias Especiales en Tiempos de COVID-19




“Prevenir es mejor que remediar”, reza el viejo refrán que decían nuestras abuelas y aún antes que ellas, sus abuelas y bisabuelas. De hecho, desde la aurora de la medicina, los padres fundadores de nuestra profesión tenían muy claro que muchos males podían evitarse simplemente con una buena alimentación y la práctica del ejercicio físico. Ciertamente, la medicina que hoy practicamos y enseñamos a los futuros médicos en nuestras escuelas, sigue siendo principalmente curativa, pero ya contiene un profundo sentido preventivo. Gracias a la medicina científica moderna, muchas enfermedades bacterianas, virales y parasitarias, ya no son los azotes epidémicos que eran decenios atrás, gracias a los fármacos disponibles o a las medidas preventivas, como las vacunas. La reciente enfermedad conocida como CoVID-19, que tanto daño ha provocado en la gran mayoría de los países del mundo, será sin duda dominada en pocos meses, mediante una vacuna efectiva y segura, que ya está en desarrollo.

Pero una vez que hayamos dejado atrás esta pesadilla, nos seguirán acechando males epidémicos de otra naturaleza, ya no contagiosos, sino crónico-degenerativos, como la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, los problemas cerebrovasculares y las enfermedades del corazón y de los vasos, etc., que no se transmiten por contagio, pero que son, junto con el cáncer y las enfermedades respiratorias, las principales causas de muerte y discapacidad en la sociedad moderna. Ahora que la epidemia de CoVID-19 nos enseñó a todos el valor de la prevención y la solidaridad social es justo que apuntemos esas armas a las epidemias duraderas. En esta lucha preventiva, todos juegan un papel de importancia: el Estado y sus órganos federales, estatales y municipales dedicados al cuidado de la salud, las instituciones descentralizadas de seguridad social, la industria y el comercio, las organizaciones sociales, los medios de comunicación masiva y principalmente, la sociedad civil, organizada o no. Es decir, todos los ciudadanos de este país tienen, no el derecho, sino la obligación de participar en este empeño. Pero para alcanzar la meta de la prevención es necesario transitar por el camino de la información. El público debe tener la oportunidad de enterarse, por ejemplo, de los riesgos de tener la presión arterial alta, el colesterol elevado, el azúcar sanguíneo aumentado, el uso del tabaco, etc. Es loable que las asociaciones nacionales que agrupan a los cardiólogos mexicanos y a otros profesionales afines estén interesadas en llevar este mensaje conjunto a los ciudadanos del país. Se trata de explicar en términos sencillos y claros al público en general, debe abandonar su rol pasivo y empoderado puede participar activamente en la toma de decisiones. Pero para jugar ese papel en forma apropiada debe estar antes convenientemente informado.

Las personas y los familiares informados se convierten en aliados del médico, facilitando los procesos de prevención exitosa, diagnóstico precoz de los factores de riesgo, el tratamiento de las enfermedades y la reinserción de las víctimas de éstas a una vida plena, desde el punto de vista personal, familiar y social.

La salud es como una casa que necesita de cuidado, mantenimiento preventivo y constante remozamiento para mantenerse erguida y habitable. Nuestro cuerpo requiere también atención diaria y cercana, para que siga funcionando maravillosamente hasta el límite natural de nuestras vidas. Enterémonos y ayudemos a nuestros médicos a llevar a cabo la magna obra de la prevención.


1. Actitud de las Sociedades Médicas – Dr. José Manuel Enciso Muñoz

  • La vocación y sentido humanitario (humanista para algunos) de los médicos en lo individual, es trasladado y proyectado a sus organizaciones gremiales, en cuyos objetivos de todas y cada se consignan explícitamente, al plasmar en sus documentos constitutivos el lograr con sus trabajos en la práctica clínica asistencial, en la academia y en la investigación científica, cuidado y mejora tangible en el proceso salud-enfermedad de la Población a la que nos debemos y de la que provenimos.

  • Así lo han hecho permanentemente con mayor o menor éxito en diferentes patologías a lo largo de su historia. Hoy, ante una pandemia con visos e impactos diversos e inéditos en el planeta y particularmente en nuestro país, como lo es la ocurrencia del Covid-19, resulta imperativo e inexcusable la necesidad de comunicación efectiva para orientación y divulgación de conocimientos que consideramos indispensables en nuestra gente, fundamentalmente para la prevención en sus diferentes niveles, con el propósito de reducir en lo posible su crudo impacto y todas sus consecuencias.

  • Con vehemencia en este propósito, se conjuntan las organizaciones cardiológicas y otras afines, elaborando y presentando este documento dirigido al público, a la Sociedad Mexicana, buscando lenguaje sencillo, comprensible, pero contenido muy sustancial, esperando sea una colaboración aunada a todos los grandes esfuerzos del pueblo, gobierno y altruistas agrupaciones interesadas. Esto y las demás actividades a las que estamos dedicados esperamos sean de utilidad en lo individual de cada persona y se refleje en los resultados que como sociedad tengamos, pudiendo avizorar un control suficiente y satisfactorio de esta terrible pesadilla vuelta realidad.

2. Apoyo emocional ante la crisis M.T.F – Elda Raquel Vázquez Ríos

  • Autocuidado: Estamos en una situación inusual y sorpresiva para todos; desrutinante y desafiante; lo único que se nos pide es: quédate en casa, sal lo menos posible; si sales: No toques cara ojos o boca; mantén distancia; limpia tu entorno. ¡Eso es fácil, somos seres inteligentes!

  • Sentido de vivir: Pregúntate, ¿qué necesito realmente para vivir?; enlista tus alimentos lo básico para nutrirte, apégate a tu tratamiento (si es que tienes); planea saludablemente tu trabajo, genera espacios de recreación y descanso.

  • Responsabilidad social y Cuidado del otro: Ayuda compartiendo lo positivo de la situación, evita saturarte con información no fundamentada, alarmista o violenta; podemos concientizar desde la psicoeducación y no desde el miedo o la fatalidad.

  • Higiene mental: Aprovecha estos tiempos para sanar relaciones, escribe cartas a esas experiencias tristes, a esos enojos del pasado, a los miedos, etc.; dile que ya es otro tiempo y tú, eres otra persona; cierra esos ciclos.

  • Agresión-Tiempo fuera: Es posible que al estar en casa por largo tiempo provoque estados desesperantes, que la presión aumente y se active la agresión: Date un tiempo fuera intramuros; ve a un espacio donde estés solo, no la niegues, obsérvala, haz tres respiraciones, inhala profundamente y al exhalar suelta esa emoción.

  • Emoción negativa a positiva: Las emociones nos dan información de nosotros mismos, observa eso que estás sintiendo… si la emoción es positiva, ¡poténciala!; si es negativa, obsérvala, pregúntate ¿para qué estoy sintiendo esto?, espera que surja la respuesta. Notarás que va perdiendo intensidad.

  • Activación y experiencias emocionales positivas: Programa una actividad extraordinaria, mueve tus manos (son como antenas para nuestro cuerpo, pues conectan y descargan): Pinta, dibuja, aprende palabras en otro idioma, escribe cartas en manuscrito, juega, canta; quita hojas secas a las plantas, ejercítate en casa, Etc. Recuerda: El estímulo nos lleva a la reacción y ésta conforma una experiencia emocional, ¿qué experiencia te quieres dejar para la posteridad?

  • Retiro Social-Oportunidad de crecimiento espiritual: Aprende nuevas formas de estar contigo mismo y alimentar tu ser: medita, ora, lee, quédate en silencio y escucha lo que surge de tu interior; lo mejor de la vida es gratuito.

  • Déjate ayudar: Si la situación se torna muy complicada, busca ayuda, el confinamiento no significa asilamiento. Identifica los servicios de auxilio psicológico o de emergencia vía telefónica o en línea; habla con tus amigos o familiares.

  • Fortalece Vínculos: Es un buen tiempo para que a la distancia te hagas presente con la gente importante y amada para ti, utiliza tus habilidades y creatividad, así los ayudas también a sentirse acompañados por ti. Ama a los que tienes contigo, ¡disfruta lo que sí tienes!

Esta es una oportunidad de ser proactivo, actuar a favor de sí, y demostrarte lo que eres capaz de hacer por ti.

3. Acciones ante los primeros síntomas – Dr. Carlos Fernández Barros

¿Cuándo debemos sospechar que podemos tener Covid-19?

Existe una alta probabilidad de tener COVID-19 cuando están presentes los tres SÍNTOMAS PRINCIPALES (fiebre, dolor de cabeza y tos seca), o cuando existe uno o dos de ellos en presencia de dos o más SÍNTOMAS COMPLEMENTARIOS (dolor de garganta, malestar general, ojos rojos, mareo, disminución del olfato, disminución del gusto, diarrea o vómitos) o por la sola presencia de SINTOMAS DE GRAVEDAD (fiebre muy alta, dolor de pecho, mayor sensación de ahogo o falta de aire y/o coloración azulada de labios y uñas).

¿QUÉ DEBO HACER SI TENGO SÍNTOMAS DE COVID?

Si tengo síntomas con alta probabilidad de ser debidos a COVID, como se ha señalado en el párrafo anterior, debo llamar al 800 00 44 800 para recibir orientación por parte de las autoridades, o contactar por teléfono con mi médico de cabecera. Esto hay hacerlo inmediatamente. Después de hacerme algunas preguntas, ellos me dirán si es necesario acudir a un centro de atención COVID o no, y en tanto se aclara la situación mediante pruebas de laboratorio, es muy importante evitar el contacto cercano con familiares y otras personas, no salir de casa, de preferencia aislarme en una habitación para mí solo, usar cubrebocas para reducir el riesgo de contagiar a otras personas e intensificar las medidas de higiene personal. Estas medidas habrá que continuarlas durante dos semanas, durante las cuales debo estar bajo vigilancia médica por los canales oficiales o con mi médico de cabecera, a través del teléfono o en videoconferencias.

Si padezco una enfermedad que me pone en mayor riesgo de complicaciones por COVID-19, tales como ser hombre mayor de 50 años o mujer mayor de 60 años, o padecer Diabetes Mellitus, Obesidad, Hipertensión Arterial, Cáncer, cualquier enfermedad pulmonar, cardiaca o renal previa, o si me han hecho un trasplante de órganos, o tomo medicinas que reducen las defensas, y tengo los síntomas de alta probabilidad de COVID-19 es necesario acudir a un centro COVID-19 inmediatamente para hacer las pruebas que confirmen o descarten el diagnóstico y recibir orientación personalizada, aun cuando no tenga síntomas de gravedad.

La presencia de cualquier SINTOMA DE GRAVEDAD hace indispensable acudir DE INMEDIATO a un CENTRO COVID-19 para recibir atención URGENTE. Idealmente, el traslado al centro COVID-19 debe hacerse en ambulancia, llamando al 911. Desgraciadamente, muchas personas tardan días en acudir a recibir atención en presencia de síntomas graves, y llegan en condiciones críticas a los hospitales, lo que aumenta el riesgo de morir por esta enfermedad.

En caso de que me haya sido confirmado que padezco COVID-19, es muy importante avisar a todas las personas con quienes he estado en contacto desde 5 días antes de que yo haya presentado los síntomas de la enfermedad, para que tomen sus precauciones.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE ENFERMEDAD POR EL CORONAVIRUS “COVID-19”?

La COVID-19 es una enfermedad que afecta principalmente las vías respiratorias, aunque también puede ocasionar síntomas de otros órganos. Los TRES SÍNTOMAS PRINCIPALES de la enfermedad son las siguientes:

  1. FIEBRE: que se manifiesta por escalofríos, sudoración fría después de los escalofríos, sensación de calor intenso, o registro de temperatura arriba de 37 grados centígrados, con frecuencia arriba de los 38°

  2. TOS SECA: que suele ir empeorando con el transcurso de los días, y puede acompañarse de flemas espesas difíciles de expulsar

  3. DOLOR DE CABEZA persistente

Además, pueden presentarse otros síntomas (que vamos a llamar síntomas COMPLEMENTARIOS), y que son los siguientes como:

  • Dolor de garganta, a veces con dolor al deglutir el alimento

  • Malestar general: cuerpo cortado, dolores musculares y debilidad que puede llegar a ser intensa

  • Ojos rojos, debido a la inflamación de las conjuntivas (lo blanco del ojo)

  • Alteración del sentido del olfato: no se aprecia el olor de las cosas (es poco frecuente, pero muy sugestivo de COVID-19)

  • Alteración del sentido del gusto: no se siente o se siente menos el sabor de los alimentos y bebidas (es poco frecuente, y también muy sugestivo de COVID-19)

  • Mareo

  • Diarrea que suele presentarse en los primeros días, pocas veces con disentería (moco y sangre en las evacuaciones)

  • Vómitos no muy intensos y por un día o dos al inicio de la enfermedad

Estos síntomas pueden presentarse en otras infecciones virales del aparato respiratorio, como por ejemplo la influenza estacional. La presencia de catarro, estornudos, comezón en el paladar o garganta, son menos frecuentes; su presencia sugiere que se trata de alergia o catarro común.

En CASOS COMPLICADOS se puede presentar uno o varios de los síntomas que señalaremos a continuación, que habitualmente aparecen después de 7 a 10 días de haber comenzado la enfermedad y que llamaremos SÍNTOMAS DE GRAVEDAD. En México, ésto puede suceder hasta en 1 de cada 3 personas con COVID-19. Los síntomas que indican AGRAVAMIENTO de la enfermedad son los siguientes:

  1. FIEBRE MUY ALTA: que puede llegar a ser mayor de 40°, y con frecuencia sucede tras algunos días de ya no haberla tenido

  2. Sensación de falta de aire: se siente “ahogo”, “no me alcanza el aire”, “mucha desesperación para respirar”

  3. Dolor de pecho

  4. Alteración del estado de conciencia

  5. Coloración azulada: de las uñas de las manos, la punta de los dedos o los labios

4. El papel de la familia con enfermo en casa – Dr. Alejo Díaz Aragón

  • Deberá permanecer en un cuarto, separado del resto de la familia

  • Es necesario que tenga con él, un termómetro, pastillas de paracetamol para la fiebre y que tome suficiente agua para evitar deshidratación, poner una jarra de agua y un vaso en el cuarto.

  • Es conveniente que mantenga puesto un cubrebocas, puede ser hecho en casa (con tela)

  • La persona enferma usará los mismos utensilios para consumir sus alimentos, los cuales serán lavados con agua, jabón y cloro.

  • El familiar que tenga que entrar al cuarto, lo hará con el cubrebocas puesto, sobre todo si el enfermo esté imposibilitado para usarlo.

  • Al retirar el cubrebocas o retirarlo no debe tocarse la parte que cubre nariz y boca, solo las cintas que le dan sostén, si es de tela, lavarlo y secarlo en el sol y de otro tipo, romperlo y desecharlo.

  • Si es posible usar guantes al retirar la ropa de la persona enferma, toallas, sábanas, fundas de almohada, las que serán lavadas con aguas lo más caliente posible y abundante jabón

  • El lavado de manos debe de hacerse con frecuencia con agua y jabón, al menos durante 20 segundos.

  • Antes de colocarse el cubrebocas o después de retirarlo, siempre lavarse las manos.

  • No tocarse la cara

  • No permitir visitas en la casa

  • Es importante que el enfermo disponga de un baño para su uso personal, de no ser posible, el baño deberá de ser limpiado con frecuencia y las veces que sea necesario, es conveniente que tenga su propio papel higiénico, y mantener separados su pasta dental y cepillo de dientes

  • Limpiar todas las superficies que pueda tocar el enfermo, perillas, lavabo, palanca del sanitario, espejo, etc.

  • Las superficies deben ser lavadas primero con agua y jabón. Luego desinfectar con cloro de uso casero

  • Si el enfermo tiene problemas con el corazón, presión alta, la azúcar elevada (diabetes) o tratamiento para otro tipo de enfermedad, no debe de suspender los medicamentos y asegurarse que tenga suficiente medicamento y que los esté tomando

  • Se debe hablar con frecuencia con el enfermo, sobre todo en las personas de edad avanzada, verificar que esté orientado, haciéndole preguntas sencillas y que responda correctamente.

  • Es necesario tenerle paciencia y en la medida de lo posible animarlo y decirle palabras de aliento y cariño.

  • Si notan que tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho o desorientación deberán de comunicárselo de inmediato a su médico de confianza o trasladarlo a un hospital designado para tratar el coronavirus.

  • En caso de ser hospitalizado NO podrá ser visitado por los familiares para evitar ser contagiados por el virus.

5. Recomendaciones a la población sobre las enfermedades cardiovasculares en COVID-19 – Dr. Marco A. Alcocer Gamba

  • Las enfermedades cardiovasculares son ahora y desde los últimos años, LA PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN MÉXICO.

  • Debemos recordar que los tratamientos para enfermedades como la hipertensión arterial, los problemas del colesterol y/o de la diabetes mellitus, DEBERÁN CONTINUAR SIN SUSPENDER a menos que su médico le indique lo contrario.

  • La presencia de los síntomas como lo es DOLOR en el PECHO es fundamental tener en cuenta porque es el dato de alarma que nos ayuda a identificar un infarto agudo del miocardio.

  • Por lo mismo, en caso de dicha sintomatología deberá SOLICITARSE UNA AMBULANCIA Y ACUDIR AL SERVICIO DE URGENCIAS de algún hospital donde se podrá evaluar e identificar el problema.

  • En esta epidemia donde debemos quedarnos en casa, NO PERDER EL SENTIDO COMÚN, de pedir ayuda y acudir a tener atención médica si las cosas no van bien.

  • Es de suma ayuda el poder CONTACTAR A SU MÉDICO para mejor orientación de acuerdo a los síntomas o dudas que usted tenga.

  • Los enfermos con COVID-19 se asocian con enfermedades crónicas; son hipertensos en un 17 %, diabéticos en un 8 % y padecen de enfermedad cardiovascular en un 5 %.

  • Pero aquellos críticamente enfermos en terapia intensiva son hipertensos hasta en un 73 %, diabéticos en un 31 % y tienen cardiopatía isquémica hasta en un 28 %.

  • Las personas mayores de 60 años y aquellas con enfermedades cardiovasculares, no es que se enfermen más frecuente de COVID-19 sino que tienen MAS COMPLICACIONES y pudieran fallecer si no se atienden adecuadamente.

  • El virus COVID-19 puede ocasionar DAÑO DIRECTO AL CORAZÓN con insuficiencia cardiaca, miocarditis, formación de trombos (coágulos) y también puede presentar arritmias.

  • NO AUTOMEDICARSE, ya que algunos fármacos afectan directamente al corazón y pueden ocasionar incluso problemas más serios (efectos que favorecen arritmias graves y/o hemorragias.

  • CONSULTE A SU MÉDICO preferentemente por vías electrónicas o llamadas.

  • REVISE INFORMACIÓN MÉDICA CONFIABLE, como lo son las generadas por las Sociedades Médicas.

6. La persona con diabetes Mellitus – Dr. Guillermo Fanghänel Salmón

  • Mantén lo más que puedas tu tranquilidad, ya que las posibilidades de infección existen y el estado emocional es un aliado o un enemigo en el control de tu enfermedad

  • Ahora más que nunca cuida la disciplina en tu calidad de vida: alimentación, ejercicio, distracción, reposo, etc. Estas son buenas opciones de cuidad

  • Mantente en contacto y comunicación cercana con tu médico que cuida de tu salud, especialmente de tu diabetes

  • Adquiere actitudes amigables y un poco obsesivo-compulsivas, con el apoyo de tus familiares, en hábitos como por ejemplo el lavado de manos frecuente de no menos de 20 segundos

  • El vacunarte contra la influenza, puede prevenir varias formas de gripe, y eso te mantendrá más sano

  • Ten mucho cuidado de no convivir con personas que tengan signos de enfermedades respiratorias como tos, estornudos, etc. Mantén tu sana distancia y sé muy cauteloso de no tener contacto físico con ellos

  • Se recomienda usar mascarillas de tela fuera de casa y en lugares públicos donde es difícil mantener una distancia de 3 a 4 mts. de los demás. Esto ayudará a frenar la propagación del virus de personas sin síntomas o personas que no saben que han contraído el virus. Se deben usar máscaras faciales de tela mientras se continúa practicando el distanciamiento físico. Al regresar a tu casa retira la mascarilla lávala con jabón y exponla al sol durante mediodía, deje los zapatos a la entrada y lávate las manos

  • Recuerda que el primer lugar donde los gérmenes pueden penetrar en el cuerpo es la cara (fosas nasales, ojos y boca) no la toques directamente

  • Es muy importante el redoblar el esfuerzo en el control de tu glucosa, ya que, si te contagiases, se vuelve más desafiante tu cuidado, pero aún más importante porque cuando los niveles de glucosa están elevados, tu estas propiciando e incitando a la infección pues los virus y las bacterias tienen mucho combustible para crecer

  • Las personas diabéticas pueden ser más propensas a la deshidratación, especialmente cuando aumenta la glucosa en la sangre, por lo que es importante mantenerte bien hidratado. Esto puede significar abastecerse e ingerir suficiente agua embotellada, o incluso líquidos que contienen algo de azúcar que también pueden proporcionar electrolitos y energía en caso de situaciones de emergencia en las que los alimentos puedan escasear.

  • Es muy conveniente tener una dotación de reserva de los medicamentos que normalmente utilizas. Aun no se tiene informes sobre productos de diabetes que se hayan visto directamente afectados por la crisis de COVID-19 hasta la fecha, pero como vivimos actualmente en un escenario con algo de incertidumbre, por lo que vale la pena prepararnos.

  • Es probable que, si tú te controlas con medicamentos orales, pudieras requerir insulina si así tu medico lo considera, por lo cual pídele que te de una capacitación suficiente al respecto

  • Los consumibles para el monitoreo de la glucosa son fundamentales (tiras reactivas, glucómetro), cuida que tengas suficientes y sigue las indicaciones de tu medico

  • Recuerda que las complicaciones ya con la enfermedad son más frecuentes y severas en paciente diabéticos, no dejes que lleguen

  • Por otra parte, una persona diabética infectada, tiene la misma posibilidad de afectar a una persona sin diabetes o con diabetes

  • Si sospechas que puedes estar enfermo, quédate en casa y no salgas, llama a tu médico de atención primaria y analicen los síntomas antes de visitar un centro de atención médica.

7. El enfermo con hipertensión arterial – Luis Alcocer Díaz-Barreiro

En México la Hipertensión Arterial es la enfermedad agregada más frecuente que se encuentra en personas con COVID-19 comprobada. Las personas con Hipertensión Arterial DESCONTROLADA aumentan su riesgo para contraer COVID-19 y los hipertensos sin control desarrollan una enfermedad más grave. LAS PERSONAS CON HIPERTENSIÓN CONTROLADA TIENEN EL MISMO RIESGO QUE LOS NO HIPERTENSOS

  • Paciente controlado es quien asume EN FORMA PERMANENTE hábitos de vida saludable y toma sus medicamentos siguiendo fielmente su prescripción. Con lo que logra mantener en la mayoría del tiempo presiones menores a 140/90

  • La mayoría de las ocasiones la hipertensión no molesta por lo que se le ha llamado el “Asesino silencioso”. Es por ello que la presencia o no de dolor de cabeza, mareo u otra molestia, no es la forma de saber si la presión está controlada o no.

  • La única manera de saber que la presión está controlada es midiéndola frecuentemente hasta alcanzar el control. Una vez logrado este, es suficiente con tomarse la presión una vez al mes.

  • Hazte tomar la presión de forma ADECUADA: por alguien entrenado, con un aparato apropiado, después de 10 minutos de reposo, en silencio, sentado y con los pies asentados en el suelo y el brazo a la altura del corazón.

  • Hay que tomar en cada ocasión tres medidas de la presión separadas cada dos minutos, se desecha la primera medida y se considera como tu presión, el promedio de las dos últimas.

  • La hipertensión arterial es un padecimiento crónico y progresivo y muy frecuente, casi la mitad de las personas mayores de 50 años la padecen

  • Decir “hoy traigo la presión alta” o “hoy me subió la presión arterial”, suele no ser exacto. En realidad, no es “traigo” es “tengo” y no es “desde hoy”, sino más bien “desde hace quien sabe cuánto tiempo” pero hasta hoy la medí.

  • La presión arterial elevada, prácticamente nunca es el resultado de un acontecimiento que sucedió hoy, en realidad hoy me di cuenta que tengo la presión alta porque hoy me la medí y es porque hoy tuve alguna molestia.

  • Por ejemplo, si hoy me dolió la cabeza y tengo la presión elevada, sucede en la mayoría de los casos, que no tengo dolor de cabeza porque me subió la presión, sino más bien me subió la presión porque me dolió la cabeza. Y NO ES LO MISMO.

  • La hipertensión arterial no es producida por el estrés, las preocupaciones, la ansiedad, la ira o la frustración. En realidad, estas condiciones emocionales son si, factores importantes que empeoran la presión en los hipertensos.

  • Es muy importante manejar los aspectos emocionales, pero la mayoría de los hipertensos, requieren seguir tomando medicamentos, aunque se resuelvan favorablemente estos problemas.

  • Hay realidades en México, que ahora son más trágicas en presencia de COVID:

  • Uno de cada tres personas con Hipertensión arterial no sabe que la padecen. Si crees que no eres hipertenso, porque no tienes molestias, de todas formas y más ahora que nunca, mídete correctamente la presión arterial.

  • Una de cada tres personas con hipertensión arterial diagnosticada, no toma medicamentos. ¿eres tú uno de ellos?

  • Dos de cada tres pacientes que si toman medicamentos no están controlados en forma sostenida, ya sea porque no toman correctamente su medicamento o porque lo que toman es insuficiente o inadecuado.

  • Prácticamente toda persona con hipertensión arterial debe tomar por lo menos dos medicamentos diarios, preferentemente contenidos en una sola tableta y por el resto de su vida.

  • La importancia negativa de la hipertensión arterial, es que es la causa más frecuente para que una persona pierda una buena parte del tiempo de vida con calidad del que viviría si no sufriera hipertensión arterial.

  • El tratamiento correcto de la hipertensión no tiene como finalidad simplemente “bajar a la presión elevada”. Se emplea con gran éxito para aumentar el tiempo que vivirás sin problemas. (Infartos, embolias, falla del riñón o del corazón, etc.).

  • La mayoría de las personas con hipertensión deben tomar permanentemente la misma dosis de medicamentos, el tratamiento se ajusta por el médico cada dos a tres meses y no diariamente por la persona, de acuerdo a la presión de ese día.

  • EL TIPO Y DOSIS DE MEDICAMENTOS CUANDO LA PERSONA ESTÁ CONTROLADA NO VARÍA POR RAZÓN DEL RIESGO O EXISTENCIA DEL COVID.

  • Por un tiempo breve se pensó que las medicinas cuyo nombre termina con “Pril” (Captopril, Enalapril, Ramipril, Perindopril, etc.) o los que terminan con “sartán) (Losartan, Candesartán, Irbesartan, Valsartán, Azilsartán, etc) deberían suspenderse pues se sospechó que aumentaban la posibilidad para contraer COVID-19 o de que esta enfermedad se agravaba por el uso de ellos.

  • Esto no parece ser cierto y hay algunos estudios que sugieren que de hecho es al revés, que quién los toman estos medicamentos está más protegido, que quien no los toma.

  • Todas las guías y sociedades de expertos coincidimos en recomendar que los pacientes que toman estos medicamentos DEBERÁN SEGUIR TOMANDOLOS.

Recuerda que tu mejor opción siempre será: CONSULTAR A TU MÉDICO DE CONFIANZA Y QUE ÉSTE NO SEA POR FAVOR, EL DR. GOOGLE. Desde luego debes seguir fielmente las indicaciones que él te dé.

SANA DISTANCIA, MANTENTE EN CASA, LAVATE LAS MANOS, HAZ EJERCICIO, NO FUMES, COME SANAMENTE Y CON MEDIDA, TOMA TUS MEDICAMENTOS, NO TE OBSESIONES CON LAS REDES, PIENSA POSITIVO.

8. Personas con Obesidad o Sobrepeso – Dra. Leticia Sánchez-Reyes

¿Por qué es importante hacer recomendaciones particulares ante la Pandemia a la población que padece Sobrepeso y Obesidad?

  • Porque la Obesidad y el Sobrepeso son enfermedades crónicas que muy frecuentemente se asocian con otras enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto entre otras, además de que se relacionan con mayor presentación de enfermedades pulmonares, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y apnea del sueño

  • Esto significa que aquellos que padecen sobrepeso/obesidad son personas de alto riesgo porque si se contagian del virus COVID-19 tendrán mayor probabilidad de presentar complicaciones graves y de un mal pronóstico. Además de que por el exceso de volumen de grasa se hace más difícil realizarles radiografías, intubarlos, ajustarles un respirador o simplemente movilizarlos, actividades cotidianas en el manejo del COVID

  • Este incremento de riesgo se explica por esta asociación con otras enfermedades crónica que igualmente se consideran de alto riesgo, pero también, a los problemas inflamatorios generalizados que silenciosamente padecen, así como a un sistema de defensa debilitado en personas con exceso de peso y que les hace estar más expuestos a infecciones.

  • Por lo anterior te damos algunas recomendaciones particulares de prevención ante la Pandemia del COVID-19

  • Hay que resguardarse en casa y mantener la sana distancia para evitar tener contacto con personas que puedan estar infectadas

  • Es importante que tus profesionales de la salud (médicos, nutriólogos etc.) continúen acompañándote en esta etapa de sana distancia por vía telefónica, por mail o por chat, para evitar que salgas de casa si no es indispensable

  • Enfatizar en la necesidad de una mayor vigilancia, prioridad en la detección y realización de pruebas y en caso de duda de infección, inmediatamente comunicarte con tu médico antes de salir en busca de atención.

  • Si requieres salir de casa por razones indispensables, utiliza cubrebocas de tela o mascarilla de acrílico, guantes desechables, zapatos para uso exclusivo en la calle, evita tocarte la cara y una vez que regreses a casa, lávate las manos con agua y jabón por 20 seg. desecha los guantes, lava el cubrebocas, cámbiate ropa y deja los zapatos fuera de tu casa por unas horas y rocíalos con agua con cloro para desinfectarlos.

  • Es muy importante buscar el control de tu peso para afrontar exitosamente ésta y próximas infecciones y disfrutar de una vida con menos riesgos, donde el plan de alimentación, la actividad física, y el manejo de las emociones deberán ser adaptados a la situación de encierro que todos padecemos.

  • El encierro en casa te puede generar ansiedad y canalizarla a comer en mayor cantidad y a escoger alimentos no adecuados, por lo tanto, recuerda que tu plan de alimentación deberá continuar con las indicaciones realizadas previo al aislamiento.

  • Procura al pedir los alimentos a domicilio, hacer un listado previo donde incluyas productos sanos como frutas, verduras, legumbres, cereales y alimentos de origen animal como carnes, pescados, huevos, quesos, leche que te permitan preparar comida sana y poco calórica

  • Evita pedir comida rápida como pizas, hamburguesas, tortas, tacos, golosinas etc. ya que tienen un alto contenido de calorías y esto será contraproducente al logro de tus objetivos de prevención de riesgos.

  • El aislamiento favorece a menor actividad y pasar mayor tiempo sentado enfrente de la televisión, la computadora, la IPad o el celular lo que puede favorecer a la ganancia de peso, por lo que, si ya tienes el hábito de hacer ejercicio físico, deberás continuar realizándolo, pero adaptándolo a tu hogar, por ejemplo, caminar en el patio, subir y bajar escaleras, caminar alrededor de la mesa, si tiene caminadora o bicicleta estacionaria utilizarla diariamente para hacer la actividad acostumbrada.

  • Si no tienes el hábito de hacer ejercicio, vale la pena iniciar con una actividad física leve pero continua, todos los días. Realiza caminatas cortas dentro de casa o en el patio y evita permanecer sentado por más de una hora, levantándote a hacer actividades en casa que te ayuden a moverte continuamente. Puedes buscar en internet diferentes rutinas de ejercicios o bailes para que, de alguna manera, se mantenga el cuerpo en movimiento.

  • El encierro y las noticias que inevitablemente escuchamos generan ansiedad e incertidumbre por lo que te aconsejamos que realices actividades que te gusten y que difícilmente realizas por falta de tiempo, aprovechemos la oportunidad para pasar más tiempo en familia compartiendo juegos de mesa, escuchando música y bailando. Lee o ve una película, mantenerte en contacto a distancia con tu familia y amigos para conversar de cosas agradables, recuerda que esta situación será pasajera y llegará el momento en el que podamos reintégranos a nuestra vida cotidiana pero mucho más fortalecidos.

9. Paciente con dislipidemia – Dr. Enrique Gómez Álvarez

Se conoce con el término de Dislipidemias a las personas que tienen el colesterol sanguíneo elevado y como se sabe la frecuencia de padecer enfermedades cardiovasculares, particularmente Infarto al miocardio es mucho más elevada. En México y en el mundo la primera causa de muerte es el Infarto agudo al miocardio y la tendencia en nuestro país es hacía el alza debido a que la elevación del colesterol en la sangre junto con la hipertensión arterial. la diabetes mellitus, la obesidad, el tabaquismo y la vida sedentaria tienen una elevada frecuencia.

  • Las encuestas mexicanas señalan que más del 40% de la población adulta tiene cifras indeseables de colesterol en la sangre y que la mayor parte de ellos ignoran de esta condición y no recibe tratamiento apropiado. Mas aún, un porcentaje importante sabe que tiene el colesterol alto y no recibe tratamiento.

  • El colesterol y particularmente una de sus fracciones conocidas como Colesterol de baja densidad (LDL en inglés) se deposita en la capa intima de las arterias formado con el tiempo lo que conocemos como placas de ateroma, eventualmente esta placa se rompe debido al entre otros factores a la fuerza del flujo sanguíneo y se produce la obstrucción del vaso sanguíneo y consecuentemente ocasiona un infarto al miocardio o un infarto cerebral.

  • Con frecuencia las personas tienen un colesterol LDL (conocido como el colesterol «malo») y un colesterol HDL (conocido como el colesterol bueno) cuando LDL sube y/o HDL baja las personas se enferman de enfermedad cardiovascular.

  • Es necesario enfatizar que la mayor parte del colesterol lo produce el hígado y no la ingesta de alimentos ricos en grasas. Aunque sí es recomendable disminuir los alimentos con elevado contenido de grasas saturadas.

  • De acuerdo a las recomendaciones del AMPAC publicadas en 2019 las cifras deseables de colesterol total deben ser menores a 180 mg/dl, el colesterol LDL menor de 100 mg/dl, el colesterol HDL mayor de 40 en hombres y mayor de 50 en mujeres y otro componente los triglicéridos menos de150 mg/dl.

  • El tratamiento de las dislipiemias depende de la edad y de las enfermedades asociadas En personas jóvenes y sin factores de riesgo asociados se recomienda tener una dieta saludable baja en hidratos de carbono y en grasas saturadas, hace ejercicio rutinario, evitar el tabaco y mantenerse en el peso ideal. Con enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión arterial, obesidad etc el tratamiento farmacólogico se hace mandatorio. Por fortuna hoy en día se tienen fármacos potentes capaces de reducir en forma importante el colesterol y con ello el riesgo cardiovascular.

  • Conclusión: El colesterol elevado es un factor de riesgo mayor para tener enfermedad cardiovascular por lo que se debe hacer determinaciones anuales a toda la población y en caso de tener cifras indeseables consultar al médico y tomar medidas que para bajar las cifras del colesterol en la sangre. Modificaciones del estilo de vida o en su caso terapias farmacológicas. El no hacerlo contribuye a perpetuar a la mayor epidemia que el mundo ha conocido jamás.

10. Tabaquismo y alcoholismo – Dr. Cesar Rodríguez Gilabert

Todas las personas estamos expuestos a contagiarnos con el Coronavirus por lo que las medidas preventivas como lavarse las manos cada vez que tocamos objetos fuera de nuestra casa, el tener cubierto boca y nariz cuando estamos en contacto con otras personas y seguir los lineamentos del sector salud en cuanto al tiempo que debemos mantenernos en casa es muy importante

  • El peligro para una persona si se contagia con Coronavirus es que esta enfermedad causa mayor posibilidad de producir complicaciones graves que pueden llevar a la muerte que otras infecciones respiratorias virales.

  • Aunque la enfermedad puede atacar varios órganos el daño más constante y severo es en los pulmones, por lo que cualquier elemento que afecte la función pulmonar, como es el estar en ambientes polvosos, muy fríos, contaminado con humo de cualquier origen o ingerir alcohol en exceso afecta los mecanismos de defensa que el sistema respiratorio tiene para evitar la entrada del virus

  • Una complicación frecuente en los pacientes que presentan síntomas graves de la enfermedad es la formación de coágulos dentro de venas y arterias lo que agrava grandemente el proceso

  • El humo de tabaco que se aspira tanto en forma activa, en el que fuma, como pasiva en las personas que aspiran el humo, produce alteraciones severas a largo plazo que aumentan la probabilidad de enfermedades pulmonares, cardiacas y cáncer lo que lleva a graves complicaciones ante cualquier enfermedad aguda y conduce a una muerte prematura, por lo que siempre debe evitarse

  • El humo de tabaco independientemente de las alteraciones crónicas, también produce alteraciones agudas que afectan las defensas pulmonares, además aumentan la posibilidad de formación de coágulos en las venas y arterias, sin embargo, la buena noticia es que estas alteraciones disminuyen grandemente si se deja de inhalar humo de cigarrillos

  • Aunque varias alteraciones que produce el humo del cigarro permanecen muchos años, otras pueden mejorar horas o días después de dejar de fumar, como son los niveles de nicotina y monóxido de carbono, el riesgo de producir coágulos, las secreciones bronquiales, la tos y la afectación de los mecanismos de defensa pulmonares.

  • Si usted fuma es el momento de dejar de fumar para disminuir el riesgo de morir si contrae el coronavirus ya que la mortalidad es mayor en los fumadores principalmente por las lesiones pulmonares y alteraciones en la coagulación, y si nunca ha fumado debe cuidar no estar cerca de alguien que fume pues cualquier exposición al humo de tabaco aumenta su riesgo.

  • Los cigarrillos electrónicos además de las alteraciones que la nicotina produce, el líquido que se utiliza para vaporizar contiene solventes y saborizantes que pueden producir alteraciones severas en los pulmones, su consumo se ha relacionado con cuadros mortales de inflamación pulmonares, por lo que están prohibidos en varios países, son tanto o más peligrosos que los cigarrillos normales por lo que deben evitarse absolutamente.

  • Las bebidas alcohólicas tomadas con moderación una o dos bebidas al día principalmente si es vino de mesa o cerveza no afectan significativamente la salud.

  • Debemos evitar consumir alcohol más de dos bebidas al día, ya que esto se relaciona con aumento de la presión arterial, aumento de fenómenos inflamatorios en el organismo y disminución de nuestros mecanismos de defensa inmunológico, por lo que aumentan el riesgo de complicaciones en caso de contraer coronavirus.

  • El consumo excesivo de alcohol si bien inicialmente produce euforia, una vez que pasa su efecto ocasiona ansiedad y depresión, y es un detonante importante de violencia familiar, fenómeno que de por si se ha visto incrementado en esta situación temporal de reclusión domiciliaria voluntaria para prevenir los contagios

El mantener nuestro cuerpo sano con una buena dieta, ejercicio, sin consumir alcohol en exceso y estar lejos del humo de tabaco nos da mayores oportunidades de evitar complicaciones graves en caso de contraer el coronavirus.

11. Apoyo a la población infantil – Dr. Arturo Guerra López

En los últimos meses, se ha desarrollado una Pandemia de consecuencias inimaginables, para la cual es evidente, que nadie estábamos preparados; muchos analistas consideran que no ha existido una situación más catastrófica desde la segunda guerra mundial.

Los noticieros de todo el mundo envían diariamente, información desconectarte, contradictoria y alarmista, que lejos de contribuir a tranquilizar a la población, solo contribuyen a generar, más angustia desesperación y el peor de todos los sentimientos…LA INCERTIDUMBRE. Esta abarca no solo la salud, el bien más preciado de la humanidad, minimizado todo el tiempo ahora se hace patente la importancia de todo el equipo de salud. Pero también la incertidumbre se presenta en el aspecto económico, pues nadie sabe que va a pasar cuando esto termina. El desempleo a la orden del día, el encarecimiento de productos la inmovilización, genera situaciones de alarma y no sin razón.

Los informes de salud se han dado en los grupos etarios de mayor edad, pero poco se ha hablado de la población infantil. Quizá, porque la Secretaria de Educación Pública, giró instrucciones precisas de suspender clases, los niños están menos expuestos, y por ende menos, casos. Sin embargo, hay grupos de población infantil, que merecen especial atención y estos corresponden principalmente a los Lactantes menores, o sea niños menores de 1 año.

Datos importantes que considerar:

  • No se ha demostrados que, durante el embarazo, la madre pueda contagiar al niño a diferencia de otras enfermedades infeccionas.

  • La leche materna no transmite el virus, sin embargo, el niño puede contagiarse por la respiración de la madre.

  • Son grupos de alto riesgo los pacientes inmunodeprimidos, como lo son, los portadores de algún tipo de cáncer como leucemia, linfoma etc.

  • Diabetes tipo 1 y obesidad son al igual que los adultos factores de riesgo.

  • Enfermedades respiratorias crónicas, curiosamente excluyendo el asma bronquial.

  • Los datos obtenidos de diversas fuentes no han analizado específicamente los factores de riesgo en niños, por lo que la información puede considerarse más anecdótica que científica.

  • Los síntomas en niños son iguales que en adultos: fiebre malestar general, tos, dolores musculares etc.

  • El pronóstico parece ser más benigno en niños que en adultos.

  • Se anexa la gráfica de mortalidad por grupos etarios en Estados Unidos.

  • Finalmente, las recomendaciones para los niños son las mismas que para los adultos, solo que se debe ser más estrictos en la vigilancia por la tendencia de los niños a jugar en el jardín o con juguetes sucios.

12. Escenario fundamental de la mujer – Dra. Edith Ruiz Gastelum

En México hasta el día de hoy, mueren más hombres que mujeres por la pandemia, en promedio la mortalidad es de 69% en hombres y de 31 % en mujeres. Cuando hablamos de afectación, también son más hombres que adquieren el COVID que las mujeres, pero la diferencia no es tan importante, 58% contra 42%.

El Covid 19 veremos que afecta a la mujer desde dos perspectivas, la primera es el rol que desempeña la mujer en el área de la salud, donde es particularmente vulnerable ya que se estima que 70% de total de los trabajadores de la salud son mujeres y si consideramos exclusivamente al personal de enfermería, la gran mayoría, el 80% son de sexo femenino. El otro aspecto de esta emergencia sanitaria es el incremento de la violencia intrafamiliar domiciliaria, que está experimentando la mujer. Hay una importante cantidad de reportes de mujeres que advierten que la violencia es el resultado de la combinación del consumo de alcohol, con la frustración sobre la situación económica, laboral y la incertidumbre. En la cuarentena se han incrementado también los feminicidios.

El costo económico y social de la violencia en contra de la mujer es substancial, algunas se describen como mujeres encerradas con su agresor, ya que sus parejas pueden ahora estar desempleados, la convivencia en espacios limitados aunado a la permanecía de los hijos en casas, favorece un ambiente hostil, como dirían: “Durmiendo con el enemigo”.

  • Si estas en casa, desarrollando tu actividad laboral y además tienes que llevar a cabo las actividades del hogar, o si eres ama de casa, y tienes que ser madre, esposa, hija, maestra, enfermera, instructora de actividad física, psicóloga y multiusos en general, te sugerimos lo siguiente:

  • Programa un horario y respétalo, establece un programa de actividades que todos conozcan y pueda darte la oportunidad de tener algo de tiempo para ti como persona y para la pareja en caso de tenerla. Incluye actividades recreativas, leer un libro, juegos de mesa, ver una película.

  • Cumple un horario de sueño, ten una alimentación sana y realiza ejercicio diariamente, mínimo 30 minutos, esto permitirá fortalecer el sistema inmunológico para contrarrestar cualquier proceso infeccioso.

  • Limita el tiempo que utilizas leyendo noticias, ya que en este momento recibimos una gran cantidad de información que puede ser falsa, sobre todo si te genera estrés, ansiedad y depresión, elige la forma en que deberás estar informada, busca una fuente confiable.

  • Si es necesario bloquea los chats de WhatsApp y Facebook, que pudiera sobresaturarte de información no confiable. Puedes evitar los hashtags que contengan la palabra coronavirus o Covid19.

  • Se deben de seguir las medidas de contención como el lavado de manos, sin embargo, las mujeres frecuentemente son quienes realizan el aseo de la casa y ahora ante la contingencia hay una necesidad continua de limpiar la ropa, zapatos, superficies y todo lo que ingresa al hogar, con una exposición a sustancias que podrían ser toxicas, por el exceso, como el alcohol, cloro y sanitizantes. Por ello, es importante considerar el uso de guantes y lubricar adecuadamente la piel, para evitar laceraciones, dermatitis por contacto, o lesiones que pueden ser una fuente de entrada del virus, para evitarlo agrega vaselina a la crema de uso diario.

  • Utiliza cubrebocas en caso de que salgas de casa, de preferencia de tela impermeable. Puedes elaborar cubrebocas caseros, siguiendo las indicaciones del uso correcto del mismo, sin olvidar el lavado de manos y distanciamiento social, evitando la sensación de falsa seguridad.

  • Si eres parte del esquema del personal de salud, lo importante es que exijas y demandes tener el equipo de protección personal adecuado antes de atender a cualquier paciente, asegúrate de estar bien para que no te lleves al virus contigo, y evita lo más posible el contacto con tus objetos personales, incluyendo el celular mientras laboras. Sigue las recomendaciones establecidas.

  • En caso de ser sujeto de violencia psicológica o física, comunícate al 911, y comunícale a un familiar, amigos, vecinos o personas cercanas, la situación que estas viviendo, el mensaje debe ser fuerte y claro: NO a la agresión verbal o física, no la permitas, no hay justificación alguna. En esta época de contingencia sanitaria, el éxito de quedarse en casa, es la comunicación con tu pareja, hijos y familia

13. Personas en la tercera edad – Pedro Gutiérrez Fajardo

  • Desde el inicio de la pandemia COVID-19, se observó que la población de la tercera edad es la más vulnerable

  • Lo anterior ha hecho que el distanciamiento social sea una indicación primordial en esta población para evitar contagios y sus complicaciones

  • El aislamiento incluye trabajo, familia y actividades sociales

  • Así mismo, evitar el contacto con niños ya que pueden ser portadores asintomáticos

  • El ejercicio en casa y una alimentación balanceada son recomendables para mantener un sistema inmune optimo

  • Realizar actividades agradables como lectura, juegos de mesa, escuchar música,

  • No fumar ni consumir alimentos procesados y de alto contenido calórico

  • Al permanecer en casa procurar iluminación con luz y ventilación natural

  • Mantener limpia la casa

  • Conservar limpias las superficies de mesas, escritorios, etc.

  • Procurar lavado de mano frecuente con agua y jabón, por lo menos durante veinte segundos o bien usar alcohol gel al 70%

  • No recibir visitas

  • Al toser o estornudar, taparse con un pañuelo y desecharlo o bien usar el ángulo interno del codo

  • Si se padece hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemias, etc, continuar con el tratamiento farmacológico, de acuerdo a las indicaciones medicas

  • Mantener monitoreo de sus niveles de presión arterial y glucosa, en su caso

  • No suspender ningún tratamiento farmacológico sin la autorización o evaluación previa de su médico

  • Si aparecieran síntomas de coronavirus como fiebre, dolor de garganta, dolor muscular, tos seca, disminución o pérdida del olfato o del gusto, puede permanecer en casa, en reposo y cuidando su estado de hidratación. Puede llamar a su médico y hacerle saber sus síntomas. Si apareciera dificultad para respirar, sobre todo si es progresiva, es una indicación para buscar ser evaluado en un hospital

  • Evitar automedicarse en todo momento,

14. Conducta de la familia en el confinamiento – Dr. Francisco Guerrero Martínez

“APROVECHA EL TIEMPO

ACTITUD: Nadie conoce el futuro. Frente a nosotros está una amenaza con la que es muy probable tengamos contacto. Es un virus nuevo, muy contagioso, para el que no hay tratamiento específico y que nos puede poner muy mal. Sin embargo, de nuestra parte está el sistema inmune que nos ha defendido toda la vida y que en la mayoría de los casos de COVID-19 ha sido suficiente para curar la enfermedad. Debemos ayudarle. Vamos a salir adelante porque en lugar de preocuparnos, nos vamos a ocupar. Primero, seguir las recomendaciones de los expertos y no preocuparse, ocuparse en el cuidado de uno y de los demás.

Nos parece que el tiempo es largo, pero no es cierto, es el mismo. La diferencia es que ahora tenemos que distribuirlo de manera diferente. Tenemos que dar prioridad a nuestra salud y continuar siendo productivos y útiles para los demás. La propuesta es centrarnos en; 1) Trabajo productivo, 2) Actividades de desarrollo humano, y 3) Cuidado de la salud. El orden no importa, las tres son esenciales.

TRABAJO PRODUCTIVO:

  • Un Maestro mío decía que “el éxito en la vida es hacer más fácil el trabajo de los demás”. Si tienes una labor, sigue haciéndola bien o incluso trata de hacerla mejor. Si trabajas en casa o fuera de ella, cuida que tu producto llene la expectativa de tus superiores o de tus clientes. Trata de ser lo más productivo posible, ya que esto siempre dará el mejor resultado, personal y económico. Los que reaccionan rápido y de buena manera, son a los que mejor les va durante y después de las crisis.

  • Nos quejábamos de la rutina y ahora que tenemos otra, también nos quejamos. Aprovechemos el cambio, incluso para descansar y dormir bien. Estas emergencias “quitan el sueño” y pueden alterar la salud. Un patrón de sueño anormal se asocia a mayor probabilidad de enfermedad.

  • Tenemos que hacer a un lado la preocupación justificada y confiar en que nuestras acciones nos darán el mejor resultado. Hay que evitar la luz blanca, sobre todo de televisión, computadora, e incluso del teléfono celular, por lo menos una hora antes de acostarnos a dormir. El silencio y la oscuridad de la habitación también son muy importantes, al igual que el horario que debe ser lo más temprano posible. Dormir de 6 a 8 horas es lo más recomendable. La contraparte del trabajo productivo es el descanso productivo.

ACTIVIDADES DE DESARROLLO HUMANO:

  • El concepto es muy amplio e incluye entre otros aspectos, la salud física, mental, intelectual, social, cultural, afectiva, y en general, todo lo que nos da bienestar y satisfacción como personas, como parte de una familia y dentro de una sociedad donde todos somos importantes. La alimentación saludable y el ejercicio físico son muy importantes para la salud.

  • En el aspecto intelectual, es recomendable aprovechar el tiempo para incrementar nuestro conocimiento en temas profesionales, laborales o culturales. Es importante seleccionar fuentes confiables de información y compartirlas con las personas que conocemos tienen la afinidad por los mismos temas. Es buen momento para revisar o actualizar temas que hemos dejado pendientes. Un buen libro es un buen compañero en estos momentos de distanciamiento social.

  • Es también recomendable, emplear de manera óptima las redes sociales para establecer comunicación eficaz con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Es bueno aprovechar para expresarles nuestra preocupación por su salud y convencerlos de que se cuiden y cuiden a los demás. Por otro lado, es muy gratificante recibir llamadas para saber cómo estás, manifestarte solidaridad, aprecio y ofrecer ayuda en caso necesario.

CUIDADO DE LA SALUD EN CASA:

  • Identifica a tu médico de familia y establece buena comunicación con él.

  • Si tienes alguna enfermedad crónica, lleva tu tratamiento como está indicado, logra el mejor control posible y trata de asegurar medicamentos para 2 o 3 meses.

  • Evita al máximo el contacto con quien tenga enfermedad respiratoria aguda sin importar si son niños o adultos.

  • Una persona con COVID-19 puede comenzar con síntomas después de 2 a 14 días de la exposición al virus. Los síntomas varían de persona a persona. En el caso se molestias sobre todo respiratorias, llama a tu médico y sigue sus instrucciones. Si tus síntomas son leves y te recomienda permanecer en casa, vigila la evolución de tus molestias y checa al menos 2 a 3 veces al día temperatura, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria y presión arterial.

  • Si decides llamar a la ambulancia, informa que puedes tener COVID-19 para que tomen sus precauciones. Cubre con una tela tu nariz y boca durante el traslado y a tu llegada al hospital.

15. Importancia de una alimentación adecuada – Lic. Nut, Carolina Palmeros Exsome y Lic, Nut. Eduardo Solís

Actualmente, no existe un tratamiento nutricional específico frente al COVID-19, sin embargo, estas recomendaciones te permitirán tener un estado nutricio óptimo y un sistema inmunológico fortalecido:

  • Mantén una buena hidratación, sobre todo si presentas sintomatología leve como estado febril o síntomas de tos, trata de consumir suficientes líquidos como agua simple, también puede ayudarte el consumo de caldos de vegetales, pollo, res o pescado. Evita consumir bebidas como refrescos embotellados o jugos envasados, consume lo mínimo de café o té, y de alcohol (vino o cerveza).

  • Consume 5 raciones de frutas y vegetales al día de preferencia de la temporada, ya que contienen vitaminas y minerales nutrientes esenciales para el sistema inmunológico consume por lo menos dos raciones en cada comida, en caso de existir molestias de garganta, fiebre o falta de apetito será necesario realizar preparaciones culinarias que contribuyan a la fácil deglución como (purés, cremas, fruta hervida o cortada en trozos).

  • Elige consumir productos integrales y leguminosas (frijol, habas, garbanzo, lentejas) ya que contienen fibra además de vitaminas, minerales y fotoquímicos que dan beneficio a tu salud.

  • Elige productos lácteos bajos en grasa.

  • Consumo moderado de alimentos de origen animal de 3-4 veces a la semana, preferentemente de aves (pollo, pavo) y pescado (2-3 veces por semana) limita el consumo de carne roja.

  • Evita el consumo de alimentos precocidos y comida rápida, (pizzas, hamburguesas, papas de bolsa o botanas, tacos, etc.) debido a la elevada cantidad de calorías, grasas y azúcares que contienen su consumo no está recomendado y mucho menos en esta etapa de cuarentena, ya que el consumirlos puede aumentar el riesgo de sobrepeso, obesidad y otras patologías.

No olvidemos que la dieta inadecuada, la disminución del ejercicio, así como conductas sedentarias en este confinamiento, pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas no trasmisibles.

16. Opciones de ejercicio ante el confinamiento – Dr. Manlio Quiroz Salas

La actual pandemia de Covid 19, nos ha obligado a permanecer largos periodos de tiempo en el hogar. Lávate las manos con agua y jabón varias veces al día, quédate en casa y Susana distancia son tres de las recomendaciones más importantes para disminuir la transmisión de la infección y que enfermemos. El confinamiento en casa y el permanecer mucho tiempo sentado pueden tener efectos negativos en la salud, bienestar y calidad de vida de las personas.

  • Una dieta saludable, evitar bebidas azucaradas, consumo de alcohol, tabaco y realizar ejercicio físico todos los días aún en espacios pequeños mantendrá en buenas condiciones el sistema inmunológico y la salud en general.

  • Si por tus ocupaciones en casa permaneces mucho tiempo sentado frente a la computadora, párate cada 60 minutos, mueve los pies y realiza sentadillas 5 a 8 minutos.

  • Camina en casa 5 a 10 minutos 3 veces al día o 30 minutos o más todos los días aún en espacios pequeños, alrededor del comedor, en la sala o sube y baja escaleras si tienes.

  • Realiza estos ejercicios en tú recamara, sala o comedor.

  • Ejercicio 1.- Sentado en una silla con pesas, mancuernas o botellas de agua una en cada mano, de 1 a 3 kg de peso, flexiona y extiende los brazos durante un minuto, descansa dos minutos y repite esto en 3 ocasiones.

  • Ejercicio 2.- Sentado en la silla, eleva tus brazos con las pesas en las manos por arriba de tú cabeza y regrésalos por detrás de la nuca durante un minuto, descansa dos minutos, repite esto en 3 ocasiones.

  • Ejercicio 3.- Acostado en un tapete boca arriba sube y baja los brazos con las pesas en las manos por un minuto, descanse dos minutos, repita esto en 3 ocasiones.

  • Ejercicio 4.- Acostado sobre un tapete coloca tus piernas en un banco, realiza abdominales durante un minuto, descansa dos minutos, repítelo en 3 ocasiones.

  • Ejercicio 5.- Sentado en una silla, coloca las manos en la cintura, levántate y siéntate durante un minuto, descansa dos minutos y repite esto en 3 ocasiones.


PARICIPANTES:

Guillermo Fanghänel Salmón

Ex Presidente de la Asociación Mexicana para la Prevención de la Aterosclerosis y sus Complicaciones A.C. (AMPAC). Internista y Endocrinólogo. Jefe de la Unidad de Factores de Riesgo Cardiovascular, Hospital Ángeles MOCEL.


Marco A. Alcocer Gamba

Presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología A.C. (SMC). Cardiólogo. Jefe de Cardiología Intervencionista. Instituto de Corazón, Querétaro, Qro.


Pedro Gutiérrez Fajardo

Presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México A.C. (ANCAM). Cardiólogo, Cardiotest. Laboratorio de ecocardiografía, Guadalajara. Jal.


José Manuel Enciso Muñoz

Vice-Presidente de AMPAC, Ex-Presidente de ANCAM, Miembro SMC. Cardiólogo, Zacatecas, Zac.


Luis Alcocer Díaz-Barreiro

Presidente de la Sociedad Interamericana de hipertensión arterial, Cardiólogo, Miembro de AMPAC, ANCAM y SMC.


Eduardo Meaney Mendiolea

Ex-presidente y fundador de AMPAC, Miembro de ANCAM y SMC. Cardiólogo, Investigador de la Escuela Superior de Medicina, Instituto Politécnico Nacional, CDEMX.


Enrique Gómez Álvarez

Ex-presidente de AMPAC, Miembro de ANCAM y SMC. Cardiólogo. Jefe del Servicio de Cardiología, Hospital 20 de Noviembre, ISSSTE, CDEMX.


Cesar Rodríguez Gilabert

Ex-Presidente de ANCAM, Miembro de AMPAC y SMC. Cirujano Cardiovascular y Torácico. Profesor de la Universidad Veracruzana.


Arturo Guerra López

Ex-Presidente de AMPAC, Cardiólogo en Tijuana BC. Fundador de la Alianza por un Corazón Saludable, Miembro de ANCAM y SMC.


Leticia Sánchez-Reyes

Secretaria de AMPAC, Miembro de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología A.C.. Endocrinóloga. Jefe de la Clínica de Diabetes y Obesidad. Hospital Ángeles MOCEL, CDEMX .


Edith Ruiz Gastelum

Delegada de AMPAC en Sonora, Vocal en lípidos en ANCAM y Miembro de la SMC. Cardióloga.


Carlos Fernández Barros

Coordinador Regional de AMPAC en Coahuila, Miembro de ANCAM y SMC. Cardiólogo. Hospital Ángeles de Torreón, Coah.


Alejo Díaz Aragón

Coordinador Regional de AMPAC en Oaxaca, Miembro de ANCAM y SMC. Cardiólogo.


Francisco Guerrero Martínez

Delegado de AMPAC en Guanajuato, ANCAM y SMC. Internista y Cardiólogo.


Carolina Palmeros Exsome

Delegada de AMPAC en Veracruz, Directora de la Faculta de Nutrición de la Universidad Veracruzana.


Elda Raquel Vázquez Ríos

Directora de la Faculta de Psicología y Terapia de la Comunicación Humana de la Universidad Juárez de Durango.


Manlio Quiroz Salas

Vocal de Educación Física de AMPAC.


PRESENTACIONES:

Prologo e Introducción

Dr. Eduardo Meaney Mendiolea.

4 visualizaciones0 comentarios